¿Quiénes Somos?

 

Somos una empresa orgullosamente mexicana dedicada a la fabricación de productos de plástico involucrada con la satisfacción de los clientes. La calidad para nosotros es nuestro principal compromiso.


Fabricamos productos basados en la funcionalidad y comodidad, garantizando que éstos sean altamente competitivos, son fabricados con tecnología de punta e inyectados con materias primas de la mejor calidad.

 

Plásticos Alica, S.A. de C.V. es una empresa pionera en la inyección de plástico en México, cuenta con 53 años de experiencia en el mercado, siendo así líder indiscutible en su ramo. Estamos  comprometidos con nuestros clientes, logrando satisfacer sus necesidades, enfocándonos en brindar altos niveles de calidad y eficacia tanto en nuestros artículos de plástico como en nuestros servicios.

 

Filosofía

Nos importa el valor humano y buscamos mantener un ambiente laboral sano por el bienestar de nuestros empleados.

 

 

Misión y Visión

 

Misión

Mantenernos como una empresa mexicana y consolidar nuestro liderazgo en la inyección de plástico, proyectando nuestra imagen a mercados nacionales y extendiendo nuestra marca a nivel internacional, suministrando productos de alta calidad, innovadores y rentables que satisfagan las expectativas de nuestros clientes, generando utilidades atractivas para nuestros accionistas y contribuyendo de manera importante en el desarrollo económico y social de nuestra comunidad, mediante el compromiso individual de todos nuestros colaboradores, favoreciendo su crecimiento profesional y distinguiéndonos como una empresa socialmente responsable.

 

Visión

Mantener el liderazgo respaldado por más de 53 años en el ramo de la industria en inyección de plástico nacional, innovando constantemente nuestros productos cubriendo las necesidades de nuestros clientes. Así mismo introducir nuestros productos a mercados internacionales en este año en curso.

 

 

 

Valores

 

Los valores se traducen en pensamientos, conceptos o ideas, todos nuestros colaboradores los tienen consolidados, los asumen y los ponen en práctica.

 

Equidad.
Lo anterior no significa que todos se comporten de la misma forma, pues la diferencia es lo que enriquece a nuestra organización. La equidad se refiere a que cada uno obtenga lo que le corresponda conforme a sus necesidades.

 

Responsabilidad.

Si se tiene la capacidad para admitir la responsabilidad personal ante las consecuencias, entonces se ejerce de manera reflexiva la libertad.

 

Respeto.
En la medida en que cada persona es capaz de conocerse a sí misma y aceptar a los demás tal y como somos, será posible convivir pacíficamente.

 

Tolerancia.
Es un valor de vital importancia que favorece una adecuada convivencia entre los integrantes de nuestra organización. Las diferencias permiten el progreso, pero pueden provocar conflictos. Una manera de evitarlos es el diálogo.

 

Solidaridad.
La solidaridad significa identificarse con otros, unirse a una causa, trabajar en equipo para satisfacer las necesidades de todos los integrantes de nuestra organización y resolver los problemas que enfrentemos.

 

Honestidad.
Es aquella cualidad humana por la que cada persona de nuestro grupo se determina a elegir actuar siempre con base en la verdad.

Puntualidad.
El valor que se construye por el esfuerzo de estar a tiempo en el lugar adecuado respetando el tiempo de los demás, es la disciplina para cumplir nuestras obligaciones.

 

Compromiso.
Somos una empresa comprometida con nuestras obligaciones haciendo un poco más de lo esperado al grado de sorprendernos. El hecho de aceptar formalmente un compromiso, hace suponer que se conocen todos los aspectos, alcances y obligaciones que conlleva.

 

Humildad.
La sencillez nos enseña a saber quiénes somos y lo que podemos lograr. Nuestro personal está dotado de inteligencia, cualidades y habilidades denotando un progreso interno, donde crecer es en verdad lo importante.

 

Pulcritud.
El valor de la pulcritud es la práctica habitual de la limpieza, la higiene y el orden en nuestro personal, nuestros espacios y nuestras cosas.

 

Magnanimidad
El valor de magnanimidad es aquel esfuerzo extraordinario para alcanzar un beneficio mayor. El espíritu de sacrificio no se logra con las buenas intenciones, se desarrolla iniciando con pequeños esfuerzos.

 

Trabajo y Laboriosidad.
En nuestra organización existe constante actividad productiva y dinamismo, buscando siempre el aprovechamiento del tiempo para estar disponible y lograr nuestras metas.

 

Comunicación.
La comunicación es indispensable para mantener las buenas relaciones en todas nuestras áreas de trabajo. El valor de la comunicación nos ayuda a intercambiar de forma efectiva pensamientos e ideas.

 

Carácter.
Como una forma de ser propia y natural, nuestro personal es emprendedor, lleno de energía, de fuerza y vitalidad. El tener carácter implica una decisión firme y una férrea voluntad para proponernos objetivos y alcanzarlos en la medida de nuestras posibilidades.